BESHALAJ

NO ENTRAR EN PÁNICO

¿Cuántas veces al día le damos al botón de pánico?

La reacción de Klal Yisrael al ser perseguido por los egipcios y enfrentarse al mar es desconcertante. Clamaron a Hashem y le dijeron a Moshé: “¿Es por falta de tumbas en Egipto que nos tomaste para  para morir en el desierto? ¿Qué que nos has hecho al sacarnos de Egipto? ¿No fue esto lo que te hablamos  en Egipto, diciendo: ‘Déjanos y serviremos a los egipcios? ¡Porque es mejor que sirvamos a Egipto que morir en el desierto!’”[1]               |

¿A qué se referían cuando citaron haber declarado en Egipto: “Déjanos y sirvamos a Egipto”? Cuando la mayoría de Klal Yisrael fue asesinado durante la plaga de la oscuridad, los sobrevivientes dolieron, quienes dijeron que la pérdida que sintieron por sus hermanos fallecidos fue mayor que el sufrimiento que soportaron como esclavos. Cuando más tarde se pararon en el mar, expresaron que el destino de aquellos que murieron en la oscuridad en Egipto era mejor que el de ellos. Los que murieron en Egipto fueron enterrados, mientras que sus restos serían abandonados en el desierto. [2]

En el momento del Éxodo, Bnei Yisrael partió con poder, beyad ramah, con un brazo en alto. [3] Fueron testigos de milagros espectaculares. Hashem estaba con ellos. ¿De qué tenían miedo?

Sí, tenían fe. ¿Pero qué pasó? Entraron en pánico. Clamaron a Hashem. Cuando no vieron una respuesta inmediata a sus oraciones, fueron sacudidos y sintieron desesperación. [4]

Rav Shmuel Hillel Shenker zt’l fue una persona que demostró una fe inquebrantable. Una vez fue un paciente en el antiguo Hospital Shaarei Tzedek en Yerushalayim. Su familia vino a visitarlo y en un momento detectó que depositaban su confianza en el médico, más que en el Todopoderoso. Eso no le sentó bien. Comprendió la importancia de involucrar a los profesionales médicos como un ejercicio para tomar los pasos necesarios para la curación. Sin embargo, estaba en manos del Cielo. ¡Se levantó de la cama, se vistió y se fue! [5]

Su acción debería dar una pausa, incluso a aquellos que no entienden la justificación de su comportamiento. Su acción reflejó la fuerte fe que sentía. A pesar de su necesidad de atención médica, no entró en pánico. Era sólido y firme.

Sorprendentemente, Moshe Rabeinu pudo calmar a aquellos que temblaban de miedo. “No temas, mantente firme y mira la salvación de Hashem que Él realizará para ti hoy”. [6] Transmitió tres cosas: 1-No temer 2-Sé firme; Tienes la capacidad de superar las influencias que te agobian. 3-Reconocer las limitaciones humanas y está en Manos de Hashem. Confiar en Él será un mérito para dar resultados [7].

“La sabiduría fortalece al sabio más que diez gobernantes que están en la ciudad.”[8] La gente entró en pánico. Moshe Rabeinu sabía qué decir, para darles fuerza y fortalecer su fe. [9] La sabiduría es una fortaleza para un hombre sabio. La sabiduría le da la fuerza para gobernar sus pasiones y anular los diez gobernantes, los diez órganos del cuerpo que atraen al hombre al pecado: dos ojos, dos oídos, dos manos, dos piernas, la boca y el corazón. [10] La sabiduría de Moshé sirvió como fuente para fortalecerlo a él y a Klal Yisrael

¿Creerías que decirle a alguien que está petrificado, no tengas miedo, puede ser efectivo? ¿Cómo funciona eso?

Shabat shalom,

Rabbi Hershel D. Becker

Traducido por: Sara Slomianski y Miriam Levy

 [1] Beshalaj 14:10-12

[2] Mejiltá Beshalaj 14:11-12

[3] Beshalaj 14:8

[4] Rambán Beshalaj 14:11

[5] Lesitja Elyon pág. 249

[6] Beshalaj 14:13

[7] Rav Nosson Wachtfogel en Leket Reshimot, Tefila p. 145, en Lesitja Elyon pág. 249

[8] Kohelet 7:19

[9] Mejiltá Beshalaj 14:11-12

[10] Meam Loez Kohelet